taxis autonomos

Japón podría tener taxis autónomos para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Tokio la capital del país del sol naciente acogerá en 2020 los Juegos Olímpicos, convirtiéndose en la capital deportiva del mundo, y centro de las miradas de cientos de millones de personas que, en todo el mundo, a través de la señal televisiva y de Internet verán tan magno evento, que cada cuatro años paraliza al mundo con las hazañas de los más grandes atletas modernos.

Los Juegos olímpicos llenarán también a la ciudad de Tokio de una gran cantidad de espectadores que todas partes del planeta que vendrán vivir la sinigual atmósfera que brinda esta cita deportiva; por lo que toda la infraestructura debe estar lista para acoger a las delegaciones y público en general, especialmente la relacionada con el transporte.

En la capital nipona el problema no es la producción de coches para brindar este servicio, la queja más sentida de las empresas que prestan el servicio en la ciudad es la escasez de conductores, la cual prevén se agravará durante los juegos debido a la inmensa cantidad de personas que necesitara de los servicios de transporte para trasladarse a los diversos lugares donde se celebrarán.

Una solución sin conductores humanos

La compañía Hinomaru Kotsu, una de las diez más grandes empresas de taxis de la capital nipona, que ve afectada sus operaciones por este problema ha pensado en una solución que esperan poner en práctica para la cita de Tokio 2020, se trata de poner en servicio una flota de taxis autónomos que no necesiten ser guiados por conductores humanos.

Esta empresa que cuenta con una flota de más de 600 taxis, ha decidido asociarse con ZMP, una compañía dedicada a la robótica que ha venido desarrollando sistemas de software y hardware para vehículos autónomos, con el objetivo de venderlo a empresas de transporte y productores de coches.

La asociación entre ambas compañías permitirá no solo instalar los programas creados por ZMP, sino que además podrán probarse con antelación suficiente, se tiene previsto empezar las pruebas a finales de este 2017 de los coches provistos de cámaras y sensores láser para sustituir al conductor, lo que daría un suficiente margen para que la flota de taxis autónomos esté lista para los olímpicos de 2020.

Esta podría ser una solución ideal para uno de los problemas que aqueja al Japón la escasez de personal, en este país el desempleo prácticamente no existe, por el contrario, es sumamente difícil encontrar trabajadores para diversas áreas, entre ellas el transporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *